top of page
  • Foto del escritorViajando Con Sabor

El top 5 de los alimentos para niños



La alimentación de los más pequeños es algo que siempre preocupa, y más cuando necesitamos o queremos que coman saludable. Muchas veces, más que sufrir porque ya pasamos por ello, es porque sobre-pensamos creyendo que los niños rechazarán un sabor o preparación de algo y solemos caer en pánico.


Es por eso que, hemos pensado en estos alimentos deliciosos, nutritivos y variados para ayudar a los niños a comer sano y sin tanto esfuerzo. Algunos pueden comerse solos, pero también pueden ser mezclados con otros alimentos, con otros sabores, ya sea como platos fuertes o como snacks.


“Recordemos que los niños están en desarrollo, sus papilas gustativas están como nuevas y muchos de los sabores los perciben en plenitud, de ahí que seamos muy listos para presentarles una variedad de sabores, colores, texturas, aromas que los motiven a comer”, comenta Karla Galindo, nutrióloga y vocera de Germinados San Francisco.


Por ello, aprovechemos las enormes posibilidades que encontramos en el mercado para crear menús nutritivos y deliciosos para los niños. Esto puede ser el éxito de una buena alimentación con la que fomentemos comer bien desde edades tempranas, evitando problemas de salud en las etapas adolescente y adulta.



El top 5 de los alimentos para niños lo componen:


Avena


Este cereal es una de las mejores recomendaciones que podemos dar. Es rico en vitaminas, minerales y antioxidantes; ayuda a tener una excelente digestión, brinda saciedad y puede mezclarse con alimentos dulces o salados.


Una forma padrísima de camuflar este ingrediente es utilizarlo en smoothies. También se puede hacer harina y preparar hotcakes, panecillos, galletas o empanizar pollito. ¡Un must de chicos y grandes!



Frutos del bosque


También llamados frutos rojos, son todas las bayas como zarzamoras, moras, frambuesas, arándanos, cerezas y fresas. Son muy nutritivos por su contenido de vitamina C y antioxidantes, lo que los hacen un aliado para combatir los radicales libres del medio ambiente.


A los niños, en general, les gustan mucho, seguramente por su color, van perfecto como postres y colaciones. Se deben desinfectar bien, y se puede comer solos o mezclarlos con otros alimentos como ensaladas o cortados sobre una rebanada de pan.



Yogurt natural


El yogurt natural es un producto que contiene una cantidad equilibrada de proteínas, carbohidratos y grasa, que lo hace un alimento muy completo, además de su alto contenido en calcio y fósforo, ideal para la salud ósea. Se puede mezclar con fruta y miel para aportarle un poco más de sabor, y es una gran opción cuando no se puede consumir lactosa, pues éste contiene ácido láctico.


Es más fácil de digerir que la leche, por lo que es una gran alternativa en la alimentación complementaria y favorece la función inmunitaria.


Lo ideal es incluirlo poco a poco para ver cómo reacciona el niño, y preferir yogurts naturales, sin azúcar añadida.



Almendras


Las almendras son excelentes para el desarrollo cerebral de los niños, son ricas en proteínas y minerales, aportan fibra y energía, por lo que se recomienda incluirlas en la alimentación infantil. Lo mejor es que, es un alimento que se ha demostrado ayuda muchísimo a la salud cardiovascular.


Solo sugerimos que para los más pequeños se consuman molidas para evitar riesgos de asfixia. Puedes molerlas para licuados y cremas, o trocearlas y añadirlas con frutas y yogurt.



Germinados


Los germinados son un alimento vivo de la naturaleza en tu mesa, son deliciosos y llenos de nutrientes que, al consumirse, brindan enormes beneficios, de ahí que comerlos en edad temprana sea un acierto.


Como concentran un gran sabor y frescura, acostumbrar a los niños a comerlos no será tan complicado, y más porque su textura y la sensación al masticarlos es toda una experiencia. Se recomienda el germinado de trébol y de alfalfa porque su sabor es más suave, pero realmente dependerá del gusto del niño.


Entre sus beneficios se encuentran: mejorar la concentración y el humor, aumentar la energía, mejorar el aspecto de la piel y, por supuesto, permitir una buena digestión.


Los puedes servir como colación con limón y sal o colocarlos en ensaladas y otras preparaciones, como licuados. Son refrescantes y divertidos y están listos para consumirse, por lo que son una gran opción cuando se tiene prisa y se necesita comer sano y rico.



Con estas cinco opciones de alimentos para niños se puede lograr que la alimentación no se convierta en una pesadilla y sí en un acierto. Ya sea que puedas combinarlos entre sí, o puedas ir aprendiendo nuevas recetas y preparaciones; y al ser alimentos fáciles de encontrar, no será complicado construir menús deliciosos, divertidos y por supuesto sanos y diferentes.


La Chef de Cultivos Naturales San Francisco, Sofía Tirado, ofrece esta deliciosa y divertida receta para disfrutar en compañía de los más pequeños de la casa:


Rollitos de pan francés con germinado de amaranto gourmet




Ingredientes


• ½ taza germinado de amaranto gourmet de Cultivos Naturales San Francisco

• 8 rebanadas de pan de caja

• 2 huevos batidos

• 1/4 barra mantequilla

• 2 barras de queso crema

• 8 cdas de mermelada de zarzamora

• 1/2 taza de leche condensada

• Azúcar y canela al gusto


Procedimiento:


1. Con ayuda de un rodillo extiende las rebanadas de pan y corta las orillas.

2. Acrema el queso y unta sobre el pan, añade en cada rebanada una cucharada de mermelada de zarzamora y germinado de amaranto gourmet.

3. Enrolla y pasa por el batido de huevo. En una sartén dora en mantequilla los rollitos.

4. Escurre en papel absorbente, y en un tazón mezcla azúcar y canela en partes iguales y pasa por ahí los rollitos aun calientes.

5. Finaliza bañando los rollitos con leche condensada al gusto.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page