top of page
  • Viajando Con Sabor

¿Por qué la gente ama tanto a los gatos?





La preferencia de las personas por los gatos como animales de compañía ha ido en aumento en años recientes. Entre otras características, la gente cat-lover los aprecia tanto porque son inteligentes, independientes, amorosos, una excelente compañía, sobre todo en momentos difíciles, y no requieren demasiada atención para estar sanos y felices.


De acuerdo con Areli Buenrostro, Médico Veterinario Zootecnista y vocera de la marca Diamond, diferentes estudios han evaluado la vida de los gatos en los hogares del mundo y por qué son una de las mascotas preferidas a la hora de incluir un nuevo miembro a la familia.


“Una de las conclusiones es que se adaptan bastante bien al estilo de vida de los hogares modernos, mujeres y hombre solteros, o parejas que no necesariamente se encuentran todo el día en casa, debido a que son animales que se saben valer por sí mismos y no necesitan demasiados cuidados”, asegura la vocera de Diamond.


Son una mascota ideal para cualquier tipo de vivienda, ya que suelen adaptarse en espacios pequeños, medianos o grandes; son muy afectivos y mantienen una lealtad incondicional para quienes los cuidan y viven con ellos. Son independientes, limpios y muy rápidos para aprender hábitos básicos como hacer sus necesidades en la caja de arena.


“Además ayudan a mantener la salud y el bienestar emocional y físico de sus humanos. Son un gran apoyo emocional, evitan la ansiedad, la depresión, las sensaciones de soledad y frustración en quienes los rodean. Asimismo, si tienes un gato en casa, seguramente habrás notado que es experto en transmitir tranquilidad y reducir el estrés en situaciones críticas”, comenta la especialista.


Se ha relacionado, además, la compañía de los gatos con beneficios para la salud de personas con afecciones cardiacas, enfermedades coronarias e inmunológicas. Un dato curioso y muy importante, es que, tras algunos estudios, se ha determinado que el ronroneo de estos bellos felinos estimula la curación de tejidos, tendones y músculos, minimiza el dolor y aumenta la densidad ósea.



Principales cuidados


Pese a que en sus hábitos diarios ya incorporan el acicalamiento como medida de higiene, hay una serie de aspectos que debes tener en cuenta para que se sientan felices y cuidados. Repasemos los principales puntos para cuidar a tu gato:


Alimentación: Siempre de calidad y adaptada a sus etapas de vida. Los cachorros tienen necesidades nutricionales distintas a las de los gatos adultos, centradas en fomentar su correcto desarrollo y crecimiento, y además el número de sus tomas diarias suele ser con mayor frecuencia. A partir del primer año, el gato se considera adulto y suele necesitar alimentos con menor contenido calórico para evitar sobrepeso.


Diamond Naturals Kitten y Diamond Naturals Indoor Cat son especiales para cada etapa. En ambos casos -gatitos y adultos-, lo más recomendable es acostumbrarlos a combinar la alimentación seca con la húmeda (latas o sobres). La alimentación húmeda de calidad contiene un mayor porcentaje de agua (aproximadamente un 80 % que se traduce en un buen nivel de hidratación), y más proteínas magras. Además, la alimentación húmeda les aporta otros beneficios adicionales, como la variedad (múltiple combinación de ingredientes) y la estimulación de su curiosidad sensorial (recetas con texturas para todo tipo de paladares).


Agua limpia: de preferencia en abundancia e idealmente servida en bebederos de acero inoxidable o aluminio. En verano, ubica varios bebederos de estas características en distintos lugares de tu casa, para que tu gato siempre tenga agua de fácil acceso si desea hidratarse.


Mantenimiento óptimo del arenero: Adquiere un arenero que se adapte bien a sus dimensiones, sobre todo cuando tu gato ya haya alcanzado su etapa adulta. Colócalo en un lugar tranquilo, alejado de la zona de alimentación, bebida y relax. Con ayuda de una pala retira sus deposiciones diarias y cambia la arena con una frecuencia semanal.


Cuando desarrolles esta tarea, procede a limpiar el arenero con algún producto desinfectante lo más neutro posible y nunca tóxico, para evitar que quede algún rastro que pueda incomodar a tu gato. Aprovecha estas labores para confirmar que el aspecto de las heces de tu gato no muestra ninguna alteración por la que debas preocuparte.


Uñas y patas: Acostúmbralo a limarse las uñas en un rascador desde que es cachorro. Ésta es la mejor solución para que no recurra a hacerlo en sofás, cortinas y muebles. Añade a esto la rutina del corte de uñas. Ciertamente puede ser una labor compleja y estresante para tu gato y para ti, pero en tiendas especializadas en mascotas puedes adquirir tijeras seguras que impedirán que puedas dañar alguno de sus nervios. Pon especial atención en las almohadillas de las patas, sobre todo durante la temporada estival, en la que pueden verse expuestas a quemaduras debido al contacto con superficies excesivamente calientes.


Ejercicio: Lo mejor es jugar con él. No es necesario que le compres un súper parque de juego. Con imaginación puedes construirle elementos que lo incentiven a jugar e interactuar contigo, tales como pelotas de trapo, cajas de cartón con distintos niveles. Prémialo con juguetes tipo ratitas que despertarán sus instintos naturales de caza.





Cepillado: Es imprescindible si tienes un gato con pelo semi largo o largo. Busca aquel momento en el que lo intuyas más tranquilo y predispuesto al contacto contigo y aprovecha para convertir la rutina del cepillado en una tarea habitual. En tiendas especializadas en mascotas puedes encontrar la mejor opción de cepillo para cubrir las características de tu gato, teniendo en cuenta que la finalidad es eliminar el exceso de pelo muerto y la consecuente formación de nudos o bolas de pelo en el estómago.


Visitas periódicas al veterinario: No olvides que los gatos necesitan tener su cartilla de vacunas en regla y pasar por los procesos regulares de desparasitación (interna y externa). Los veterinarios suelen aprovechar estas visitas para realizarle una exploración completa a tu gato, inspeccionando sus oídos, estado de sus dientes, aparición de posibles masas, estado de la piel, pelo y ojos. Este aspecto, de carácter preventivo, ayudará a que tu gato goce de una salud extraordinaria y te confirmará que está excelentemente bien cuidado.



Disfruta mucho de la compañía y amor que tu gathijo puede darte, estamos seguros que sus ronroneos acompañaran momentos muy especiales de tu vida.

0 comentarios
bottom of page