top of page
  • Foto del escritorViajando Con Sabor

El origen de los cubiertos de mesa.



La palabra cubierto procede del latín “coopertus” y según el diccionario de la Real Academia Española tiene tres definiciones en relación con la mesa, ya que así se denomina tanto el servicio de mesa que se pone a cada uno de los que han de comer, compuesto de plato, cuchillo, tenedor, cuchara, pan y servilleta, como el juego compuesto de cuchara, tenedor y cuchillo, pero también la pieza de una cubertería.

 

Cada cubierto tiene su propia historia . El origen del cuchillo se remonta a la Edad de Piedra cuando nuestros ancestros tallaban este material golpeándolo, haciendo saltar lascas, hasta conseguir formas afiladas que les ayudasen a cortar las piezas de caza. Con el descubrimiento de la fundición de los metales las hojas se hicieron más finas, manejables y duraderas y, por lo tanto, más adecuadas para su uso. A finales de la Edad Media, los hombres empezaron a llevar unos cuchillos personales que, además de como arma de defensa, también utilizaban en la mesa, lo que era considerado un signo de distinción. Estos cuchillos de doble hoja, se utilizaban para llevarse la comida a la boca. La creación del cuchillo de mesa se atribuye al Cardenal Richelieu (siglo XVII) que mandó eliminar las puntas afiladas, para que no se utilizarán como mondadientes, lo que ponía también fin a la costumbre de clavar los cuchillos en la mesa. Se le relaciona asimismo con la prohibición dictada por el rey Luis XIV de usar cuchillos de doble hoja. Durante los siglos XVIII y XIX se popularizó su uso en toda Europa.

 

La cuchara tiene orígenes poco precisos, quizás las primeras cucharas fueron conchas de moluscos utilizadas por el hombre primitivo quien ya en el paleolítico fabricaba cucharas de madera o hueso. Miles de años más tarde, en Mesopotamia y Egipto las cucharas eran creadas con mangos tallados. La cuchara sirvió para la ingesta de alimentos que no podían pincharse con el chuchillo ni coger con la mano. Se fabricaron magníficas piezas ceremoniales, de oro o plata y con incrustaciones de piedras preciosas que se utilizan en oficios religiosos; los mangos eran el lugar adecuado para volcar toda la creatividad. El uso de la cuchara se popularizó en el Antiguo Egipto y también en la Grecia clásica. El material más utilizado era la madera, pero las clases pudientes disponían de cucharas de plata, oro o marfil. En la época romana, el mango de las cucharas podía acabar de forma puntiaguda para ser utilizado como un tenedor primitivo. Durante la Edad Media, el pueblo utilizaba, cucharas de madera puesto que la posesión de una cuchara de plata era un signo de alto estatus social. El uso ceremonial se mantuvo a lo largo de los siglos; en la coronación de los reyes de Inglaterra, por ejemplo, se utilizaba una cuchara de largo mango para ungir a los nuevos monarcas. Avanzado el siglo XVI, las personas de las clases altas empezaron a tener cada uno su propio juego de cubiertos, que se llevaba allí donde se iba a comer. Ya en el s. XVIII las mesas se disponían con los cubiertos sobre ellas.

 

El tenedor es el más joven de los cubiertos. Su desarrollo de la civilización se da por la necesidad de pinchar los alimentos e introducirlos en la boca sin riesgo alguno, tras haberlos troceado con el cuchillo. Los egipcios y los griegos usaron un pincho, que sería el antecesor más antiguo del cubierto actual. El origen del tenedor se lo debemos a Teodora, una princesa bizantina del siglo XI, que posteriormente se convertiría en esposa del Gran Dux de Venecia, que mandó fabricar un utensilio que le permitiera no tener que tocar la comida con las manos. En el siglo XVI Catalina de Medici introdujo en la corte francesa, tras su matrimonio con Enrique II, la costumbre de la nobleza italiana de usar tenedores para, llegado el siglo XVIII, acompañar al cuchillo y la cuchara en todas las mesas de cierto nivel de Europa.


Magefesa la marca de origen español, líder en la fabricación de enseres para cocina, con más de 75 años en el mercado, nos presenta su set de Cubiertos Granada fabricado en acero inoxidable, presentados en una caja litografiada con ventana. Cuentan con un elegante pulido espejo exterior y bordes.

Está compuesto por 24 piezas:

  • 6 cucharas de mesa con un largo de 201 mm y espesor de 2 mm.

  • 6 tenedores de mesa con un largo de 199 mm y espesor de 2 mm.

  • 6 cucharitas de té con un largo de 146 mm y espesor de 1.8 mm.

  •  6 cuchillos de mesa de 80 gr.

 

0 comentarios

Comments


bottom of page